10 alimentos para mejorar la circulación venosa

¿Retención de líquidos? ¿Piernas cansadas? Además de tener que controlar el peso, es importante incluir en la alimentación nutrientes que mejoren el retorno venoso, sobre todo, si tenemos antecedentes familiares de problemas vasculares o varices. Aquí os dejo 10 consejos para prevenir problemas circulatorios.

1. Aprovechar la época de los frutos rojos

Arándano rojo, cereza, fresa, frambuesa, mora, madroño, etc. son ricos en vitamina P que refuerza la pared de los vasos sanguíneos, disminuyendo el paso de agua a los tejidos. Una buena dosis sería unos 250g tres veces a la semana.

2. En defensa del aguacate

Es verdad que es graso y energético: 22 g de lípidos y 220 calorías por 100g (1/2 aguacate). Pero es rico en vitamina E (1mg/100g), un potente protector vascular. Lo recomendable, sería añadirlo a nuestra comida al menos una vez a la semana, con un poco de limón, rico en vitamina C, que actúa como cofactor de la vitamina E.

3. Consumir huevos

Los huevos poseen un gran valor nutricional. Contienen vitamina E (2mg/100g) y ácidos grasos omega-3 que, al contribuir al cuidado de las membranas celulares, refuerzan las paredes de los vasos sanguíneos.

4. Tomar carne y pescado a diario

Son la mejor fuente de proteínas, indispensable para la masa muscular, que es la compresión natural más eficaz de las venas de las piernas. Todos los días, intentar incluir entre 150 a 200 g de carne, blanco o roja, ave de corral, pescado o marisco.

5. Cascanueces

Ricos en ácidos grasos omega-3 y vitamina E (60mg/100g), son doblemente beneficiosos para nuestros vasos sanguíneos. El consumir 5 o 6 por la mañana, es bueno para la circulación.

6. Alternar pescado y marisco

Además de proteínas, los crustáceos y marisco estan repletos de zinc y selenio, dos componentes del colágeno, lo que proporciona a los vasos resistencia y capacidad de dilatarse.

7. Favorecer los alimentos sin azúcares añadidos

La sacarosa presente en los productos azucarados destruye el colágeno, debilitando los vasos sanguíneos. Mejor comprar alimentos naturales o sin azúcares añadidos.

8. Condimentar después de cocinar

Las grasas cocidas se incorporan mal a las membranas celulares, sobre todo las vasculares. Es preferible añadir las materias grasas, a ser posible aceite de oliva, después de cocinar los alimentos al horno, a la sartén, al vapor, etc.

9. Cocinar con especias

Las hierbas y las especias permiten reducir la sal, que favorece la retención de agua. Además, el ajo y la cebolla mejoran el flujo sanguíneo.

10.  Veo rojo

La uva negra o roja tiene propiedades drenantes y contiene sustancias como los polifenoles beneficiosos para la salud capilar. Podemos darnos el lujo de vez en cuando de tomar 1 o 2 copas de vino tinto al día, no más.

Dra. Petra Navarro, directora médica de Instimed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *