Cirugía plástica: ¡los pacientes no son como pensáis!

La American Society of Plastic Surgeons (ASPS) que agrupa los cirujanos plásticos y estéticos americanos ha elaborado el perfil y las motivaciones de sus pacientes. ¡SORPRESA!, las personas solicitantes de cirugía estética no son las que nosotros pensamos.

Olvidémonos de las típicas mujeres ociosas y ricas de más de 50 años que buscan pasar por el bisturí del cirujano plástico, o de las típicas “pechugonas” que aparecen en los programas del corazón. Es verdad, que por desgracia, la televisión o series como Nip/Tuck o el abuso de ciertos personajes mediáticos o la mala recomendación de algunos especialistas han creado una imagen distorsionada sobre los pacientes reales que recurren a la cirugía plástica. La joven madre del piso de al lado, el chico que os sirve el café todos los días al mediodía e incluso vuestro compañero/a de trabajo, han recurrido a la cirugía plástica.

Las personas que recurren a la cirugía estética son como tu

Con el objetivo de conocer mejor a sus pacientes, la ASPS entrevisto a 664 personas que planeaban el someterse a una operación de cirugía plástica en los próximos dos años. Procedían de las cuatro esquinas de los Estados Unidos y el 85% de ellos eran de raza blanca y de sexo femenino. 30% tenían unos ingresos anuales medios en el hogar de menos de 30.000 $, 41% ingreso de entre 31.000 y 60.000 $ y el 16% ingresos de 61.000 a 90.000 $ anuales. Al igual que sus ingresos, la horquilla de edad de los encuestados era heterogénea: 26% tenían entre 18 y 29 años, 38% entre 30 y 49 años y el 36% 50 años o más. 81% nunca se habían sometido aún a la cirugía plástica, frente al menos una operación del 19% restante.

Es muy importante que el cirujano plástico conozca las espectativas del paciente y analize con él las distintas posibilidades.

Es muy importante que el cirujano plástico conozca las espectativas del paciente y analize con él las distintas posibilidades.

Las personas que recurren a la cirugía estética no es por narcisismo

La mayoría de las personas entrevistadas piensa que el hecho de recurrir a la cirugía plástica vendrá acompañado de una mejora en el plano emocional, psicológico y social. Incluso si la mayoría de ellos desea embellecer su look, no es por vanidad. De hecho, asocian la cirugía plástica con la mejora de una parte de su anatomía que les molesta y poco agraciada que hace que se sientan insatisfechos y desdichados.

A la pregunta de porque desean operarse, las contestaciones fueron:

  • 75% dijeron que buscaban mejorar su apariencia física, ser más atractivos y sentirse más saludables.
  • Cerca del 70% hablaron sobre un beneficio en el plano emocional y psicológico, afectando a la autoestima y la confianza en si mismos.
  • 45% (más hombres que mujeres) esperaban obtener ventajas sociales: ser mejor aceptados y más seductores cara a los demás.
  • Para más del 85% los beneficios proporcionados por la cirugía plástica superan con creces los riesgos asociados con la operación. Piensan que los riesgos se reducen al máximo si se recurre a buenos cirujanos o cirujanos plásticos de renombre y con un buen historial a sus espaldas.

Conclusión

Como cirujanos especialistas en cirugía plástica y reparadora, que nos dedicamos a esta profesión desde hace más de 20 años, no nos asombra el resultado de este estudio ya que por nuestra propia experiencia podemos afirmar que la mayoría de las personas que han pasado por la Unidad de Cirujía Instimed distan mucho de esa imagen frívola, superficial o “de apariencia” que la mala prensa o la “leyenda negra” ha difundido sobre la cirugía plástica. Evidentemente, como en todas las profesiones, hay profesionales con una ética…. más voluble que no tienen reparo en realizar el tratamiento que les solicita el paciente, independientemente de que sea o no conveniente para él, pero no se puede generalizar.

Un buen cirujano plástico, además de serlo debe parecerlo, es decir que no basta con saber realizar las cirugías muy bien, sino que debemos ser capaces de conocer las verdaderas expectativas y deseos de nuestros pacientes para orientarle y aconsejarle lo mejor para él, sabiendo decir que no cuando sea necesario, no vale todo. Más de una vez hemos tenido que decirle a una paciente que no vamos a realizarle tal o tal operación ya que no se lo aconsejamos, o bien reorientarle hacia otro tipo de cirugía, y por desgracia en algún caso el paciente nos ha contestado “pues en xxx me han dicho que me lo hacen“, a lo que siempre hemos respondido “usted mismo, pero yo no voy a realizarle lo que me pide“. En esta profesión la labor de “psicología” es fundamental.

Afortunadamente, gracias al esfuerzo que estamos haciendo desde la propia profesión unido a la cada vez mayor información por parte de los potenciales pacientes y a la existencia de diferentes plataformas, sobretodo, en Internet para denunciar  o valorar a los diferentes especialistas, esta haciendo que los casos de abuso o inadecuados tratamientos sean cada vez menores.

Unidad de  Cirugía Plástica, Reparadora y Estética INSTIMED

Unidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética INSTIMED

Fuente:www.plasticsurgery.org

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *