Vascular: Cómo combatir piernas cansadas y varices

Piernas cansadas, rodillas hinchadas, varices, arañas vasculares, cosquilleo, sensación incómoda al estar de pie… ¿Cuáles son las causas?, ¿Se pueden evitar?, ¿Cómo combatirlas?.

¿Por qué se sufre de piernas cansadas y varices?

La sangre, sometida a la acción de la gravedad, es empujada hacia abajo permanente. Dependiendo de la edad, el sexo, la genética, el estilo de vida y la alimentación, algunos parámetros evolucionan. Puede aparecer una pérdida de elasticidad en la venas y en los tejidos, y también, un debilitamiento de las válvulas que dirigen la sangre hacia arriba y que fijados en la pared venosa como pequeños brotes en un tronco de árbol, ayudan a la sangre a subir hacia el corazón. Este debilitamiento produce un estancamiento de la sangre denominado “estasis vascular” y también una fuga de agua hacia los tejidos colindantes debido a la permeabilidad de los tejidos esta en el origen de los edemas.

Como se producen las varices

La calidad de la sangre también es importante. Las mujeres son más afectadas que los hombres ya que las hormonas femeninas tienden a almacenar más grasa y agua. Esta insuficiencia venosa se hace más presente en la segunda parte del ciclo menstrual, durante el embarazo, en caso de sedentarismo y también con la ingesta de ciertos anticonceptivos.

Como eliminar las causas de las piernas cansadas y varices

Una buena circulación sanguínea puede verse perjudicada por:

  • Posiciones estáticas, de pie o sentado.
  • Ropa ceñida.
  • Piernas cruzadas.
  • Tacones altos (más de 2 cms) y también calzado demasiado plano.
  • Calor.
  • Sedentarismo.

Evitar todo aquello que altera el buen funcionamiento metabólico:

  • Sobrepeso.
  • Alimentación pobre en fruta y verdura y rico en productos industriales.
  • Café y bebidas alcohólicas.
  • Estreñimiento.
  • Poca ingesta de agua y deshidratación.
  • Mala respiración.
  • El tabaco.
  • Ciertas hormonas anticonceptivas.

El menú perfecto contra las piernas cansadas y varices

  • En el caso de sensación de piernas cansadas y varices es aconsejable reducir el consumo de alimentos grasos, azucarados, muy calóricos, industrial.
  • Consumir fruta fresca todos los días, y en particular: grosellas, limón, mandarina, fresa, frambuesa, guayaba, kiwi, litchi, mango, pomelo, arándanos y albaricoque.
  • Las frutas más indicadas son la bayas (grosella, arándano, frambuesa, etc.) ricas en flavonoides, sustancias que refuerzan y tonifican los tejidos de los vasos sanguíneos, lo que favorece la circulación. La piña también es recomendable por su efecto drenante.
  • Ciertas hierbas también son muy recomendables: romero, albahaca, alcaravea, cilantro, cúrcuma, jengibre, mostaza, nuez moscada, pimienta, semillas de sésamo, en especias, condimento o infusión.
  • Para favorecer la ingesta de alimentos ricos en vitamina E, antioxidantes, vasodilatadores, protectores de la membrana celular, es conveniente ingerir aceite de germen de trigo, avellanas, almendras, nueces y pistachos. Como son muy calóricos, estos alimentos deben consumirse con moderación.

Alimentos para evitar piernas cansadas y varices

Mi consejo personal: Consumir 3 limones exprimidos todos los días en ayunas, lo que permite drenar el hígado y dar mayor fluidez a la sangre.

La micronutrición contra las piernas cansadas y varices

  • El calcio posee una acción anti-inflamatoria sobretodo en las paredes de las venas. Es recomendable ingerir una suplementacion de 1.000 a 1.500 mg diarios de calcio para combatir la inflamación, aliada de las varices y la flebitis.
  • El magnesio es un factor de asimilación del calcio: participa en su fijación en los lugares adecuados y reduce los espasmos venosos. Es recomendable tomar entre 200 y 300 mg combinado con vitamina B6.
  • El hierro transporta, vía hemoglobina, el oxígeno hacia las células, que lo necesitan para numerosas funciones, entre las cuales, el mantenimiento en buen estado de la pared venosa.
  • El potasio es un hipotensor que dinamiza la actividad muscular. Intentar cubrir las necesidades diarias.
  • Las vitaminas C, B9 y B12 facilitan la asimilación de hierro a nivel de la pared intestinal.
  • Los ácidos grasos poli insaturados Oméga-3 hay que consumirlos sin moderación. Son excelentes para dar mayor fluidez a la sangre, anticoagulantes, anti-plaquetarios y anti-colesterol.
  • El beta-caroteno proporcionar mayor flexibilidad a las paredes venosas y los flavonoides regulan la permeabilidad capilar.

Consejos prácticos para combatir las piernas cansadas y varices

En el día a día existen unos consejos muy sencillos que pueden ayudarnos a combatir la insuficiencia venosa:

  • En la cama: Levantar  los pies de la cama unos 5 a 10 cm con cuñas. Nunca colocar una almohada bajo las piernas para dormir ya que esto impide una correcta circulación de retorno.
  • Los cinturones y ropa ajustada. Cuidado con el efecto “torniquete” de los cinturones, sujetadores, vaqueros o pantalones ajustados, calcetines y medias. Privilegiar materiales naturales frente a materiales sintéticos que acumulan el calor.
  • Las medias, calcetines y pantis de contención son recomendables en los casos de debido a nuestro trabajo tengamos que permanecer mucho tiempo de pie: camarero, dependiente, comercial, etc. Para prevenir una contención suave basta (entre 8-15 mmHg de compresión). En caso de insuficiencia venosa demostrada, existen 4 clases de contención definido por el nivel de presión ejercida sobre el tobillo.
  • En el baño. Por la mañana y/o varias veces al día si fuera necesario, duchar las piernas con agua fría, llevando el chorro de agua de abajo a arriba. En algunos casos, una ducha escocesa, que pasa del calor al frio, provoca, por alternancia vasoconstricción/vasodilatación, una gimnasia de las venas que ayuda a mantener su elasticidad. Estas duchas se pueden realizar en piernas, manos, pies o sobre todo el cuerpo.
  • Cremas y masajes. Cremas, geles, aerosoles en masaje local pueden aliviar los problemas vasculares. Los masajes hay que realizarlos varias veces al día, si es posible, con movimientos circulares, subiendo desde los pies y los tobillos hacia las rodillas y los muslos. Realizar el movimiento 12 veces seguidas.
Evitar piernas cansadas y varices poniendo los pies en alto

Poner las piernas en alto siempre que tengáis la posibilidad para evitar las piernas cansadas y varices.

  • En casa o en el trabajo. Poner las piernas en alto siempre que tengáis la posibilidad. Cuidado con vuestro asiento: los muslos deben estar posados cómodamente y no ser “presionados” por el asiento (porque nos cuelgan los pies). La posición de “piernas cruzadas” corta la circulación. La posición de las piernas un poco separadas con los dos pies apoyados en el suelo y las piernas dobladas en ángulo recto es lo mejor. Evitar calefactores en el suelo, baños calientes, depilación con cera caliente, sauna, exceso de mantas en la cama y la sobreexposición solar.
  • Luchar contra el sedentarismo. Evitar en la medida de lo posible el permanecer de pie inmóvil o sentado mucho tiempo. Es imperativo el moverse regularmente, levantarse al menos 5 minutos cada hora si estamos sentados. Aprovechar cualquier oportunidad para moveros: por ejemplo, elegir las escaleras en lugar del ascensor de las escaleras mecánicas. Intentar caminar y también bailar, nadar, correr, hacer bicicleta, esquí de fondo, golf, yoga, ejercicios cotidianos de flexión/extensión de  los pies, los movimientos de pedalada.
  • Limitar los deportes de impacto o “explosivos”, como la musculación, el aerobic, squash, piragüismo, judo, equitación, alpinismo, esquí alpino, tenis, ping-pong, vóleibol o balonmano.
  • Pensar en trabajar la respiración con gimnasia energética (yoga, qi gong, energía universal, reiki, etc.) y realizar al levantaros y acostaros algunas respiraciones abdominales profundas. Y evitar el fumar o limitar el consumo de tabaco.

Si a pesar de todos estos consejos al final sufrís de varices, siempre os quedará la opción del método FIVE, un método que permite eliminar las varices sin cirugía, sin dolor y sin modificar nuestros hábitos de vida.

Dra. Petra Navarro, directora médica de Instimed

Dra. Petra Navarro, directora médica de Instimed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *