Dieta DETOX: recupérate de los excesos de las fiestas

Si durante el año sueles disfrutar de una buena salud, posiblemente tu cuerpo sea capaz de recuperarse tras los excesos navideños. De todas formas, para ayudaros en la tarea de depurar vuestro organismo os dejo unos consejos prácticos. Espero que os sean útiles.

El cuerpo humano es una máquina maravillosa. Muchas veces no tenemos ni que esforzarnos ya que nuestros propios deseos nos llevan a consumir alimentos adecuados para nuestro hígado. ¿Un repentino deseo de comer rábanos, alcachofas, limón o mandarinas? No es nada extraño, nuestro cuerpo nos lo está demandando.

dieta detox despues navidades

Beber agua

Existe un ámbito en el que no debemos esperar a las primeras señales de peligro para actuar, y es la hidratación. De hecho, el consumo de alcohol deshidrata mucho pero es muy raro que uno se de cuenta en ese mismo momento. También, obligarse a beber agua aunque no tengamos sensación de sed es una muy buena idea. Para beneficiarse de un sueño reparador tras una de las numerosas comilonas de las navidades, es recomendable beber mucha agua antes de irse a dormir, aunque tengamos que levantarnos en medio de la noche para ir al baño. Al día siguiente de una comida navideña hay que seguir bebiendo agua para reconstituir nuestras reservas hídricas. Es por ello, que el consumir alimentos ricos en agua (sopas y caldos, frutas y verduras frescas) es ideal para recuperarse bien. Si os gusta el té verde y las infusiones, no dudéis en consumir a voluntad. El agua con gas tiene la reputación de facilitar la digestión, y es verdad debido a que es rico en bicarbonato. De hecho, podéis tomar bicarbonato de sodio en caso de molestias estomacales debido a una comida muy pesada, a razón de una cuchara de café disuelta en un vaso de agua fría.

Recomendaciones para una dieta DETOX

Para ayudar a vuestro hígado y riñones a funcionar bien, os dejo unas recomendaciones detox que os ayudarán a compensar los excesos de este último mes.

Detox con infusiones

Comer chocolate y dulce durante las fiestas no tiene porque producir granos… pero lo que no cabe duda, es que los excesos alimenticios saturan nuestro sistema de eliminación de toxinas, sobre todo el hígado. El resultado suele ser una piel más cetrina e incluso un poco de acné.

Un zumo de zanahorias o una infusión detox (alcachofa, hinojo, abedul, bardana) al día basta para remediar el problema. También podéis optar por te Kusmi y sus virtudes detox.

Detox con fruta y verduras

Cuando tengas hambre, no dudéis en comer una manzana, una zanahoria, algunas fresas, o una macedonia de frutas o verduras frescas. Pocas calorías, pero ricas en antioxidantes, llenan el estómago y su fibra facilita la digestión. Intentar que sean lo productos sean lo más frescos posibles para beneficiaros de sus vitaminas y no los cocinéis en exceso. Si no podéis hacer la compra diaria, plantearos el congelar para mantener sus propiedades.

frutas y verduras detox

Las frutas más detox son:

  • Cítricos: Contienen mucha vitamina C que ayuda a convertir las sustancias tóxicas en solubles para falicitar su eliminación.
  • Aguacate: Contienen nutrientes que ayudan a desintoxicar el hígado.
  • Manzana: Rica en cisteína, ayuda a eliminar sustancias nocivas para el organismo y ayuda a reducir el tamaño de piedras en el hígado, vesícula biliar y riñones.
  • Piña: Diurética y facilita la digestión, purifica el tubo digestivo, contiene mucha fibra y agua, y ayuda a depurarnos en general.
  • Plátano: Rico en potasio, favorece la eliminación de líquidos, por lo que eliminamos toxinas.

Las verduras más detox son:

  • Caldo de verduras: Contienen todas las vitaminas hidrosolubles que se pierden al cocer las verduras. Muy importante no tirar el caldo de cocción.
  • Hoja verde: Contienen mucha clorofila, la cual depura y desintoxica el hígado, páncreas, colon y riñones.
  • Pepino: Contiene mucho agua, por lo que arrastra las sustancias tóxicas del cuerpo y además contiene mucha fibra.
  • Ajo: Activa enzimas del hígado que ayudan a eliminar toxinas.
  • Apio: Elimina y previene cálculos urinarios y de la vesícula biliar.
  • Alcachofa: Incrementa la producción de bilis y favorece la digestión de las grasas.

Detox con agua

Como he comentado más arriba, la ingesta de agua es fundamental para desintoxicar el cuerpo. Cuanto menos nos hidratemos, mayor será la concentración de toxina y más difícil su eliminación. Para drenar las toxinas fuera del organismo tenéis que beber al menos 1,5 litros de agua diarios. Ayudaréis a vuestros riñones a eliminar los contaminantes internos que atascan vuestro organismo.

Detox reduciendo las grasas

Lo ideal sería consumir 55% de calorías de los carbohidratos y sólo un 30% de calorías procedentes de grasas. De aquí la importancia de localizar la grasa oculta. Aquella grasa que se oculta en la bollería industrial, las galletas, la charcutería (salvo el jamón), comidas preparadas, salsas y todos los postres, salvo la fruta.

Detox con fibra

Intentar centraros en los hidratos de carbono complejos y sobre todo en las fibras, aumentado el consumo del verduras y legumbres.

fibra detox

Frente al pan normal el arroz blanco, elegir los integrales. La fibra son azúcares tan complejos que no son digeridos por el cuerpo. Por lo que juegan un papel importante en el intestino, permitiendo una evacuación rápida de los desechos. Además, influye en los intercambios intestinales evitando por ejemplo, la reabsorción del colesterol en el colon.

Detox con alimentos detox

Olvidaros durante un tiempo de los platos preparados y “listos para comer”. Contienen potenciadores del sabor y conservantes que no facilitan el trabajo del hígado. Además, suelen contener más sal y grasa que la comida que preparamos en casa. Esto no quiere decir que no podáis dar alegría a vuestras comidas:

  • Aderezar las ensaladas con piñones, semillas de amapola o sésamo tostado.
  • También, podéis aderezarlo con una salsa de yogur (3 cucharadas soperas de yogur batido, 1 cucharada sopera de zumo de limón o pomelo, ½ cucharada sopera de aceite de oliva virgen, sal y pimienta).
  • Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen o de vinagre de sidra de manzana.
  • Aromatizar los platos con hierbas aromáticas, ajo, cebolla fresca, alimentos detox por excelencia.

Detox con probiótico

Recupera el tránsito intestinal después de las fiestas

Para eliminar las toxinas, vuestra flora intestinal tiene que estar en plena forma. Para ayudarlo a asimilar correctamente los nutrientes y eliminar los desechos orgánicos, podéis ayudarla  consumiendo alimentos lacto-fermentandos (suero de leche, aceitunas, chucrut, etc.). Pero también, tomando probiótico en polvo, cápsulas o comprimidos, que colonizarán vuestra mucosa intestinal y mejorarán la digestión de los alimentos.

Detox mirando el reloj

Para ayudar a vuestro cuerpo a limpiar las toxinas, comer a horas regulares, respetuosas con vuestro reloj biológico.

Intenta que la comida sea lo más cerca del mediodía, que es cuando el sistema digestivo trabaja con mayor eficacia. Por la noche, intentar cenar en torno a las 20:00 – 20:30, para dejar unas dos horas antes de acostarnos,  evitando comer sólo y viendo la televisión (Comer antes de acostarse: reglas a respetar). Como ya comente en el artículo Reflexiones sobre una dieta equilibrada,  “el hecho de comer en grupo, de tomar comidas estructuradas y si es posible a la misma hora, regula la saciedad y vuelve a la gente más “razonable” y no comería tanto”.

Un poco de actividad física para complementar la dieta DETOX

deporte detox

La mayoría de los alimentos que hemos consumido estas fiestas o consumimos durante el invierno son bastante calóricos: salmón, pate, turrón, roscón, quesos, etc., Y no es de extrañar que nos apetezcan teniendo en cuenta que la temperatura exterior es inferior y nuestro cuerpo nos los pide para poder combatir el frio. El problema es justamente que no llegamos a quemar suficientes calorías entre comidas y esto hace que vayamos cogiendo kilos, aumentemos el contorno de nuestra cintura y acumulemos más toxinas. Por eso es necesario acompañar una dieta post navidad con un aumento de la actividad física, y esto no quiere decir machacarse en el gimnasio, sino simplemente andar a un buen ritmo durante 30 minutos todos los días. La actividad física nos ayudará a quitarnos kilos y acelerar la eliminación de toxinas. Os invito a leer el artículo de mi compañero,el doctor Nicolau (Perder peso haciendo deporte).

Conclusión: La continuidad, es la verdadera solución

Como habéis podido comprobar,  una dieta detox es adoptar una alimentación ligera y beber mucha agua para eliminar las toxinas. Y el planteamiento es correcto, ya que nos estamos poniendo a dieta tras haber abusado de las buenas cosas, estamos compensado. Pero cuidado, una dieta detox aplicada con exceso (por ejemplo, reduciendo drásticamente el aporte calórico) puede no ser bueno.

Pero con lo que tenéis que quedaros, y en eso estamos de acuerdo la mayoría de médicos nutricionistas, es que  nuestro cuerpo prefiere y agradece la regularidad de una dieta sana y equilibrada, a una alternancia de excesos alimenticios y dietas estrictas.

Y si a pesar de estos consejos, no lo tenéis claro o preferís un asesoramiento médico personalizado, os invito a pedir cita en Instimed.

 Dr. Raul Figueroa, médico especialista en nutrición.

Dr. Raul Figueroa, médico especialista en nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *