Electroestimulación muscular: haz ejercicio sin esfuerzo

¿Obtener los resultados de una sesión de deporte de hora y media en sólo 20 minutos y con él mínimo esfuerzo?, ¡es posible!. Gracias al Electrofitness, el nuevo sistema que combina electroestimulación muscular profunda con una sesión de ejercicio suave.

El Electrofitness representa la última evolución del  principio de electroestimulación muscular utilizado desde hace tiempo por la medicina y los deportistas de alto nivel. Hasta 10 pares de electrodos conectados permiten realizar un trabajo muscular eficaz sin fatiga cardiaca.

¿Cómo funciona?… Os lo vamos a explicar.

La electroestimulación respeta el funcionamiento de nuestro cuerpo

El principio de la electroestimulación es muy simple y reproduce fielmente los procesos que intervienen en la contracción muscular ordenadas por nuestro cerebro. Cuando decidimos contraer un músculo, nuestro cerebro envía un orden en forma de señal eléctrica que se desplaza a gran velocidad a través de las fibras nerviosas hasta el músculo que reacciona contrayéndose.

Con la electroestimulación, la excitación produce directamente sobre el nervio motor a través de impulsos eléctricos perfectamente controlados que garantizan eficacia, seguridad y confort en su manejo. De esta forma, el músculo es incapaz de diferenciar entre una contracción voluntaria (provocada por el cerebro) y una contracción electro-inducida: el trabajo producido es idéntico. ¡Es algo natural!.

Una sesión de electroestimulación muscular 

El Electrofitness es un sistema eléctrico integrado en un chaleco y unos pantalones. Tras colocarse el traje, se inicia una sesión de 20 minutos de entrenamiento con un monitor. El monitor establece la intensidad para cada grupo de electrodos en función de los resultados esperados y de la capacidad física de cada persona. Cada sesión es única y personalizada.

Se realiza un trabajo global del cuerpo, centrándonos en ciertas zonas gracias a los movimientos o ejercicios elegidos por el monitor. Mientras los electrodos movilizan la parte superior e inferior de la espalda, las zonas laterales, los músculos de las piernas, brazos, glúteos, abdominales, se realizan movimientos estáticos o tónicos.

Durante la sesión se nota un ligero hormigueo que puede sorprender cuando nunca se ha practicado electroestimulación de este tipo. La sensación no es desagradable: se trabajan los músculos en profundidad pero sin pasarlo mal.

Usain Bolt con electroestimulación muscular

Usain Bolt recurre a la electroestimulación muscular.

Resultados de la electroestimulación muscular

Una sesión de Electrofitness de veinte minutos equivalen a un entrenamiento de hora y media en un gimnasio, tanto a nivel cardio, para quemar las calorías, como a nivel anaeróbico, para reforzar la musculatura y perfilar el cuerpo. Los resultados son muy rápidos con una o dos sesiones a la semana. Después de 10 sesiones, se puede observar una estructuración progresiva de los músculos, un aumento de la fuerza y reequilibrio postural, mayor firmeza corporal y una mejora del bienestar general.

Con el Electrofitness ahorramos tiempo, ya que por un lado trabaja con 10 grupos musculares al mismo tiempo (unos 320 músculos a la vez) y por otro lado, cuando un ejercicio de musculación clásico emplea el 70% de las fibras musculares, con la electroestimulación logramos llegar casi al 100%.

¿Para quién es la electroestimulación muscular?

El Electrofitness está recomendado para las personas que quieran luchar contra la celulitis, la flacidez muscular, o quieren definir su cuerpo. Es el deporte ideal para las personas activas que no tienen mucho tiempo para hacer deporte. Lo puede practicar tanto los deportistas profesionales como los ocasionales, ya que cada sesión está totalmente personalizada. También es el complemento ideal para una dieta, a medida que la persona va perdiendo peso puede ir perfilando y tonificando su cuerpo.

Ventajas de la electroestimulación muscular

La electroestimulación ayuda a alcanzar los siguientes objetivos:

  1. Tratar dolores musculares y articulares.
  2. Recuperar masa muscular tras un periodo de inmovilización forzada.
  3. Aliviar las contracturas.
  4. Mejorar la preparación o recuperación física.
  5. Ganar potencia muscular.
  6. Tonificar los músculos y perfilar el cuerpo.
  7. Reducir celulitis.

¿Qué precio tiene la electroestimulación muscular?

Una sesión de Electrofitness de 20 minutos con monitor tiene un precio de unos 30 euros, pero en Instimed ofrecemos bonos de 4 sesiones por 99 euros.

Ahora con motivo de nuestras jornadas de puertas abiertas de Electrofitness (14 de enero en nuestra clínica de Móstoles y 15 de enero en nuestra clínica de Madrid), puedes probar la electroestimulación muscular por 10 euros la sesión. Infórmate en el 91.323.44.55.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *