En cirugía no te la juegues y elige a los mejores profesionales médicos

Confiar en los mejores profesionales médicos es la mejor garantía ante una operación de cirugía estética. Hay muchos personajes conocidos que pasan cada año por el quirófano. Hoy te hacemos llegar las declaraciones de Alessandra Ambrosio, una de las modelos más cotizadas a nivel internacional, que acaba de confesar que una mala operación en las orejas le marcó de por vida.
La modelo brasileña explicó en Net-A-Porter que a los 11 años decidió operarse las orejas, ya que estaba decidida a ser modelo y no le gustaba la forma que tenían. Una mala decisión, ya que encontró un doctor en su ciudad natal, Erechim, que sólo había llevado a cabo la operación una vez. Y el segundo intento no salió tan bien como Alessandra deseaba.
“Me sentí un conejillo de indias”, asegura la modelo, “las primeras noches sentía como si alguien hubiese cortado mis orejas”. Una intervención tras la que llegaron otras dos en menos de un año. “Los médicos me aseguran ahora que pueden arreglarlas, pero la cirugía estética me da mucho miedo”, asegura.
Por ello, en la mayoría de sus apariciones públicas, la belleza brasileña prefiere ocultar sus orejas tras su larga melena morena.

alessandra ambrosio1
“TRAS DAR A LUZ, POR PRIMERA VEZ ME PUSE A DIETA”
Alessandra también confesó sus inseguridades tras dar a luz a su primera hija, Anja, en el año 2008. “La gente no paraba de decirme que adelgazaría rápidamente, pero una semana después del parto seguía con barriga”, asegura.
“Sentí tanta presión para perder peso que por primera vez en mi vida, decidí ponerme a dieta”, aseguró Ambrosio, que se decantó por una en la que solo podía consumir 1,500 calorías al día “mientras daba el pecho a Anja”. Además, la modelo empezó a ver a un entrenador personal seis veces por semana.
Un trabajo que dio sus frutos cuando, tres meses después de dar a luz, Alessandra se encontraba ya desfilando en ropa interior. “Tras tener a mi segunda niña, Noah, en 2012, me mantengo en mi peso haciendo yoga tres veces por semana, además del Pilates”, explicó la orgullosa mamá.

A la hora de pasar por el quirófano es fundamental hacerlo con todas las garatías. No olvides que la seguridad y la confianza no tienen precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *