Cirugía estética: la cirugía de los hoyuelos esta de moda

El pasado 30 de julio, fui entrevistado en la cadena COPE sobre las operaciones de cirugía estética más demandadas por los millennials, también conocidos como la generación Y o generación Peter Pan (personas nacidas entre 1980 y 2000.). Y una de las operaciones estéticas más demandadas era la cirugía de los hoyuelos (dimple surgery) o dimpleplastia.

Si en el 2016 la cirugía íntima femenina (labioplastia y vaginoplastia) fue una de las que más se incremento, en 2017, una de las cirugías que ha experimentado un boom es la cirugía de los hoyuelos.

Ariana Grande, Kate Middleton, Miranda Kerr, etc. Muchas famosas tienen la suerte de lucir unos bonitos hoyuelos cuando sonríen. Pero este “activo encantador” que gusta a todo el mundo, solo la disfrutan una de cada cinco personas al sonreír. Cada día más millenials estarían dispuestos a combatir la genética para disfrutar de hoyuelos en sus caras: según los cirujanos norteamericanos, esta operación se ha triplicado durante este último año en Estados Unidos y ya ha dado el salto a Europa.

la cirugia de los hoyuelos esta de moda

Hoyuelos artificiales en 30 minutos

Los hoyuelos “naturales” son debidos a una malformación del músculo cigomático mayor, un músculo que conecta los pómulos con las comisuras de los labios y se contrae cuando se sonríe. La operación realizada por el cirujano para crear “falsos” hoyuelos consiste en realizar una pequeña incisión en el interior de la boca con el objetivo de crear una adherencia entre las membranas mucosas de la mejilla y el músculo cigomático mayor. El músculo se fija de tal modo que el hoyuelo solo aparezca cuando al persona sonría y no en reposo. Pasando por el quirófano 30 minutos, el paciente puede disfrutar de unos hoyuelos artificiales.

Conclusión cirugía de los hoyuelos

A pesar de ser una operación superficial, sencilla y rápida, no deja de ser una intervención quirúrgica, y como tal, no está exenta de riesgos, aunque sean mínimos. La dimpleplastia requiere de un conocimiento profundo de la cara, sin ello, los pacientes se pueden encontrar con unos hoyuelos mal dimensionados, excesivamente visibles, o mal colocados, o que no parezcan naturales, lo que está muy lejos de ser estético.

Por eso, como digo en la entrevista radiofónica, los cirujanos plásticos debemos ser éticos y tener sentido común. No podemos operar a adolescentes o adultos porque quieran parecerse a tal o tal famoso. Los cirujanos plásticos, aunque no seamos psicólogos, debemos hacer una valoración de lo que nos socilitan los pacientes, porque no se deben hacer cosas a la carta o a demanda por mucho que el paciente diga que lo va a pagar.

Dr. Carlos Navarro, cirujano plástico Instimed

Dr. Carlos Navarro, cirujano plástico Instimed

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *