Mesoterapia: todo lo que hay que saber

La mesoterapia, junto al botox, es uno de los tratamientos estrella de la medicina estética. Por eso hoy vamos a profundizar sobre este tratamiento.

Mesoterapia estética: el base

La mesoterapia, en cualquier disciplina médica, consiste en la inyección de medicamentos en las zonas que se quieren tratar. Estas inyecciones se realizan a nivel de la dermis con la ayuda de una jeringa o pistola dotada de una micro-aguja. Las dosis de medicamentos en cada pinchazo son pequeñas, por lo que para que tenga efecto, hay que realizar las inyecciones en varias zonas. Se recurre a la mesoterapia en numerosas especialidades médicas: reumatología, traumatología, medicina deportiva, flebología, otorrinolaringología (ORL), etc. Los dermatólogos también la utilizan para tratar patologías y con fines estéticos en pacientes que no quieren o no están aún para recurrir la cirugía estética. La mesoterapia sólo puede ser realizada por un médico que domine esta técnica, normalmente un médico estético o un dermatólogo, aunque en Instimed nuestro médicos especialista en nutrición también controlan esta técnica, y que utilizan para optimizar nuestra dieta libre. Esta técnica se desaconseja en pacientes con riesgo de alergia. El especialista en mesoterapia debe conocer perfectamente al posología del medicamento inyectado, las zonas donde se tiene que inyectar y también los tratamientos a prescribir en el caso de efectos secundarios.

¿Cuáles son las aplicaciones de la mesoterapia?

  • En materia de dermatología, la mesoterapia se utiliza para tratar diferentes patologías cutáneas: herpes zóster o herpes, entre otros. La mesoterapia puede eliminar o difuminar las estrías.
  • También ayuda a frenar la caída de pelo y también a potenciar su crecimiento, y los dermatólogos también la emplean para tratar la alopecia areata.
  • En la parte estética, es un tratamiento eficaz contra la celulitis, reduciendo la apariencia antiestética de la piel de naranja.
  • Pero la mesoterapia se emplea principalmente a nivel de medicina estética para combatir los efectos del envejecimiento de la piel. Tenemos el mesolifting, que reduce las arrugas y da luminosidad al rostro, sin tener que recurrir a un peeling químico o a la cirugía estética. El mesolifting es aplica en la cara, en el escote, en el cuello y en el dorso de la mano. Por el contrario, no se puede aplicar en la comisura de los labios ni en los párpados. El médico inyecta sustancias que nutren y reparan la dermis. Los efectos son visibles tras varias sesiones y con la condición de renovar periódicamente las inyecciones para mantener los resultados.
  • Lo más novedoso es el uso de la mesoterapia en gineestética, para el rejuvenecimiento vaginal. Gracias al efecto voluminizador del ácido hialurónico, no sólo logramos embellecer la zona íntima, sino volver a protegerla. Por otro lado, las inyecciones mejoran el trofismo de la mucosa vaginal, haciéndola más suave y gruesa. Es muy eficaz en aquellas mujeres que sufren de sequedad vaginal.

Dra. Petra Navarro, directora médica de Instimed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *