Vascular: Cómo aguantar las piernas pesadas en verano

El verano ya está aquí y para millones de españoles el verano rima con tobillos hinchados y piernas pesadas… por eso, os dejo 10 consejos para mantener las piernas ligeras y disfrutar del período estival.

consejos para prevenir piernas cansadas en verano

1. Alimentarse de los colores del verano

Las fruterías y supermercados están repletos de frutas y verduras ricas en antioxidantes. Aprovéchalos para proteger las paredes venosas. ¿Dónde encontrarlos? Los antioxidantes están presentes en numerosos alimentos: pimientos, fresas, tomates, cítricos, etc., y para sazonar las ensaladas, elegir aceite de oliva, aceite de semilla de uva, nueces, etc., ricos en vitamina E. Si quieres saber más sobre los alimentos buenos para nuestras venas, puede leer: Alimentos para mejorar la circulación y prevenir las varices.

Sin olvidarnos de las proteínas presentes en el marisco, la carne, el huevo, etc., que permiten preservar la masa muscular, fundamental para el funcionamiento del sistema venoso.

Y por el contrario, disminuir en la medida de lo posible el consumo de grasa y sal.

2. BeberHidratación

Para favorecer el drenaje tisular, debéis hidrataros con regularidad. 1,5 litros diarios de agua es la cantidad mínima recomendada. Para aseguraros de que alcanzáis este mínimo, tener siempre a vuestro alcance en la mesa de la oficina o en el bolso una botellita.

3. Moveros

Aprovechar el frescor mañanero para ir al trabajo andando o bajaros una parada antes de metro o autobús y realizar el último trayecto andando. La bicicleta es también muy recomendable ya que el movimiento de pedaleo estimula la contracción regular de los músculos de la pierna. Lo ideal sería completar estas actividades con una sesión de natación o de gimnasio semanal.

4. Cuidado con los viajes

El verano es una época de viajes… Si vais a realizar un viaje largo en avión, autobús o tren, evitar el permanecer mucho tiempo inmóvil. Levantaros cada cierto tiempo para estirar las piernas y dar caminar un poco. También, mientras estéis sentados podéis realizar pequeños movimientos de flexión-extensión de los pies. Si queréis saber más sobre el cuidado vascular durante los viajes os invito a leer: Consejos para prevenir el síndrome de la clase turista (flebitis).

5. Adiós con el vuelta y vuelta al sol

El ponerse moreno es un deporte de riesgo para vuestras piernas. La exposición prolongada al sol es vuestro verdadero enemigo. Las venas se dilatan y las válvulas no pueden asegurar un funcionamiento correcto de bombeo. Resultado: la sangre se estanca, las piernas y tobillos se hinchan, etc. No privaros de la playa pero combinarlo con baño regulares y paseos por la orilla.

6. Viva las duchas frías y los masajes

Poner las piernas bajo un chorro de agua fría estimula la circulación. Por lo tanto, no olvidaros de finalizar vuestra ducha diaria con un chorro frio. Luego, masajear las piernas en el sentido del retorno venoso, es decir, desde el tobillo hacia la rodilla. Para facilitar el masaje, podéis ayudaros de geles o cremas que produzcan sensación de frio y relajo.

7. Renunciar a la cera caliente

Aunque cada día menos mujeres recurren a la cera caliente para disfrutar de unas piernas depiladas, esta técnica debe ser proscrita ya que el calor dilata los vasos sanguíneos dificultando en retorno venoso. Mejor recurrir a las cremas depilatorias o al tradicional cuchilla. ¿Y qué pasa con la depilación láser? Aunque hay que estudiar cada caso de forma personalizada, en un principio no habría problema en hacerse la depilación láser ya que son tres o cuatro sesiones al año y la intensidad de calor tiene una incidencia mínima a nivel vascular, pero como he dicho, hay que estudiar cada caso.

8. Usar ropa amplia

Evitar a toda costa la ropa que comprima las pantorrillas o que aprieten a nivel de cintura. Mejor recurrir a sandalias o chanclas y evitar el comprimir los pies con zapatos de tacón alto (nunca utilizar tacón de más de 2 cms) que dificultan el mecanismo de bombeo plantar.

9. No olvidaros de los venotónicos

Si habitualmente tomáis venotónicos no es el momento de parar o relajarse. Estos medicamentos realizan una acción anti-inflamatoria, estimulan el tono venoso y protegen las células que tapizan el interior de las venas. Normalmente se prescriben en periodos de 3 meses y reducen eficazmente la sensación de piernas cansadas.

10. Visitar un especialista

Si estas medidas son insuficientes, no dejéis que las molestias y el dolor afecten a vuestra vida diaria, y acudid a un especialista. La insuficiencia venosa es una auténtica enfermedad que no debemos tomarnos a la ligera para evitar complicaciones.

Doctor Ángel Crespo Medico especialista en flebología.

Doctor Ángel Crespo
Medico especialista en flebología.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *