Umbilicoplastia, una cirugía cada día más demandada

Se dice que mirarse el obligo, es estar centrado sólo en uno mismo. Pero cuando mirarse el ombligo se convierte en un complejo, algunos no dudan en recurrir a la cirugía plástica para solucionar el problema: la umbilicoplastia. Una cirugía que se está poniendo de moda.

Si Kim Kardashian impulsó los implantes de glúteos, Melania Trump el lifting y Kylie Jenner ha tenido su influencia en las inyecciones de labios, hoy en día, está empezando a tener tirón la umbilicoplastia. En 2018, en Estados Unidos ha habido un incremento del 12% la solicitud de información sobre esta cirugía, que consiste remodelar el ombligo para modificar su apariencia.

El cirujano plástico estira, corta y recoloca la piel que rodea a esta “cicatriz de nacimiento” para obtener un ombligo más estético. Puede agrandar la forma o reducirlo para lograr el ombligo perfecto. La operación cuesta entre 2.000 y 4.000 euros y son las mujeres las que más lo demandan.

Con pequeños ombligos, hacia dentro y discretos, las modelos son las primeras están pasando por el quirófano para lograr un ombligo acorde con su canon de belleza. Además, esta intervención está cada vez más solicitada por madres jóvenes, que buscan rehacer un ombligo deformado por el embarazo (Kim Kardashian se lo habría hecho) o tras una importante pérdida de peso,  o para borrar las marcas de un piercing, recuerdo de la locura de la adolescencia (como sucede con los tatuajes), o simplemente porque la persona nació con el ombligo hacia fuera y desea tener un ombligo “hacia dentro”.

¿La causa del aumento de la umbilicoplatia? El auge de los cropped tops que dejan la tripa al aire, los post Instagram, la multiplicación de los comentarios sobre los ombligos. Todo es una cuestión de imagen. Finalmente, esta tendencia no deja de ser el reflejo de una época. Un zoom sobre el síndrome de imagen omnipresente… Cuando el prisma de las redes sociales se convierte en una metáfora y hace de Instagram el ombligo del mundo virtual.

Dr. Carlos Navarro, cirujano plástico Instimed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *