Un desayuno equilibrado puede evitar el sobrepeso y la obesidad

El 45,5% de los españoles no desayuna correctamente por que no consumen ni los nutrientes ni las calorías necesarias para un correcto rendimiento físico e intelectual a lo largo de la mañana, según un trabajo de investigación elaborado por la Universidad Complutense de Madrid.

Cada día, más españoles por falta de tiempo o bien no desayunan en casa o desayunan fuera.

Desayuno equilibrado

El desayuno constituye la principal comida del día y aporta grandes beneficios al organismo.

El desayunar fuera de casa por cuestiones de comodidad, falta de tiempo o simplemente por placer, tiene el riesgo de que el desayuno carezca de la variedad y calidad nutricional adecuada, al componerse normalmente de café o chocolate y productos de bollería industrial o porras o churros.

El saltarse la comida más importante del día puede tener serios efectos en nuestra salud. El mal hábito, cada día más extendido, de saltarse el desayuno, hace al metabolismo más lento y a la larga puede acabar en sobrepeso y/o obesidad. Por eso, es recomendable hacer tres comidas diarias, intercaladas por un refrigerio a media mañaña y una merienda a media tarde.

Repartir la ingesta de alimentos en cinco momentos del día es la forma más efectiva de conseguir una alimentación adecuada y equilibrada.

Un desayuno equilibrado y saludable debe incluir los nutrientes adecuados:

  • Calorías
  • Hidratos de carbono: azúcar, cereales, pan, galletas, tostadas, frutas, verduras.
  • Proteínas: leche, queso, yogur, huevo o algún derivado cárnico como jamón, por
    Dra. Bouza, médico especialista en nutrición

    La Dra. Cristina Bouza, médico nutricionista, nos habla sobre la importancia del desayuno.

    ejemplo.

  • Grasas: cereales, el queso, el huevo, la leche o bien, por algún aceite que brinda ácidos grasos esenciales o por frutas secas ricas en grasas saludables.
  • Vitaminas y minerales: la mejor manera de incorporarlas a la primer comida del día es mediante las frutas o zumos recién exprimidos.

De no ser posible, aconsejo consumir al menos tres de estos grupos, de preferencia los que aporten más energía al organismo como es el caso de la fruta, los lácteos y los cereales.

Por las mañanas es cuando se da el mayor gasto de energía, por lo tanto, quienes retrasa su primera ingesta del día entre 10 y 11 horas, pueden padecer cansancio, falta de concentración, dolores de cabeza o presentan problemas de gastritis y en consecuencia, un menor rendimiento físico y mental.

Tras siete u ocho horas de sueño, el periodo más prolongado de ayuno, es necesario ingerir alimentos, por lo menos una hora después de levantarse.

Otro problema que se presenta en las personas que se saltan el desayuno es el sobrepeso, puesto que al pasar muchas horas de ayuno, cuando el organismo se alimenta, convierte los nutrientes en su máxima reserva energética, es decir, grasa.

El llevar una correcta alimentación comenzando por el desayuno ayuda al organismo a desenvolverse mejor, además de reforzarlo para evitar la aparición de enfermedades.

Microsites nutrición

Haz clic en el logo y accede a nuestro site de nutrición. Más de 20.000 consultas anuales de nutrición.

Comentarios sobre Un desayuno equilibrado puede evitar el sobrepeso y la obesidad

  1. Pingback: Comer antes de acostarse: reglas a respetar | Blog Instimed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *