Logotipo INSTIMED

llámanos 910 100 151
TRATAMIENTOS   |   BLOG   |   CONTACTO

RELLENOS

 
 

Un rostro joven tiene una forma en “V”.  Cuanto más joven es un rostro, más firme y tersa es su piel y sus contornos están más definidos. Con el paso de los años, las proporciones del rostro van cambiando y los volúmenes van desapareciendo. Los pómulos se van hundiendo, el mentón comienza a afilarse hacia fuera, el óvalo facial se va desdibujando y el rostro se va haciendo más ancho en su zona inferior. El Efecto V es clave para restaurar un aspecto juvenil, y consiste en una técnica personal de vectores con inyecciones en el tercio superior, medio o inferior del rostro, donde se observa la flacidez, levantando todas las estructuras que se han ido cayendo con el paso de los años y redistribuyendo nuevamente los volúmenes que se han ido perdiendo. Este filler estimula la producción del propio colágeno de la piel, lo que aporta el volumen necesario para conseguir el deseado Efecto V. Los resultados pueden verse durante 12 meses, o un poco más en algunos casos, dependiendo de cada persona, de su piel, de sus cuidados y de sus hábitos de vida. Este tratamiento consigue un efecto lifting inmediato gracias a la técnica específica de los puntos de infiltración, que hace que el rostro recupere la forma en “V” ideal, corrigiendo las arrugas y los surcos así como la flacidez de la piel.

El tratamiento se realiza en consulta, en una sola sesión con efecto inmediato.

Tratamiento con AH (nasogenianos, código de barras, etc): El ácido hialurónico es un polisacárido, y es un componente natural de la matriz del tejido conjuntivo de la piel. El 50% de todo el ácido hialurónico se encuentra en la piel. Tiene una gran capacidad de absorción de agua (un gramo de ácido hialurónico se une hasta a  litros de agua) y por ello es un “hidratante natural” que ayuda a mantener la elasticidad de la piel, estimula el colágeno y actúa como material de relleno. Se emplea en el tratamiento de arrugas desde 1996.

Existen diferentes tipos de ácido hialurónico dependiendo del grado de reticulación. Cuanto mayor sea el grado de reticulación, mayor será su densidad y durabilidad. En función del tipo de arrugas y las zonas a rellenar se empleará   un tipo u otro de ácido hialurónico. El ácido hialurónico reticulado se suele emplear para reposicionar volúmenes perdidos, ya sea de forma moderada en  labios o de forma más intensa en pómulos.

Al ser la sustancia de relleno más natural que existe, la utilización de ácido hialurónico es perfectamente compatible con otras técnicas como la  hidroxiapatita, la bioestimulación o el Botox, pero siempre bajo indicación y supervisión médica.

Consiste en la infiltración de materiales de relleno altamente biocompatibles con el organismo, logrando un efecto natural y duradero.

Este tratamiento está indicado para:

  • Aumentar el volumen de los labios.
  • Corregir defectos o asimetrías.
  • Eliminar las arrugas verticales de la zona superior del labio.

 

Este tratamiento suele realizarse bajo anestesia local o tópica.

El médico aconsejará en todo momento respetar  la fisionomía del rostro buscando la armonía y resultados naturales. Los resultados de este tratamiento se pueden percibir de forma inmediata y duran entre 9 y 12 meses. En algunos casos, la micropigmentación o maquillaje permanente es un complemento perfecto a este tratamiento.

La rinomodelación es una técnica que permite corregir defectos e irregularidades nasales, sin tener que pasar por el quirófano. Se logra mejorar la forma de la nariz pero manteniendo siempre la armonía de la cara y sin alterar las señas de identidad del paciente.

La técnica consiste en unas sencillas infiltraciones de productos de relleno en las zonas a tratar:

  • Para obtener un dorso nasal recto
  • Modificar ángulos nasales
  • Elimnar el caballete o giba nasal
  • Para elevar, dar más relieve o modificar la punta
  • Levantar un dorso hundido
  • Corregir una deformidad

Los materiales de relleno que empleamos son biocompatibles y biodegradables. Se integran en los tejidos formando un implante blando y natural de larga duración. La rinomodelación permite dar respuesta a un 85% de las situaciones estéticas nasales de una forma fácil y sencilla, mejorando la fisionomía del paciente sin alterar su personalidad en una sola sesión, sin inflamación ni hematomas.

La rinomodelación permite dar respuesta a un 85% de las situaciones estéticas  nasales de una forma fácil y sencilla, mejorando la fisionomía del paciente sin    alterar su personalidad en una sola sesión, sin inflamación ni hematomas.

Con el paso de los años los tejidos subdérmicos empiezan a descolgarse progresivamente, cambiando poco a poco el contorno del rostro. El relleno de pómulos con Ácido Hialurónico mejora el contorno facial devolviéndole al rostro su juventud.

Se trata de un procedimiento médico-estético que mejora la imagen general del paciente. En caso de pacientes de edad avanzada da vida a la mirada sobre todo si la persona tiene los ojos algo hundidos debido a la edad.

En el caso de pacientes más jóvenes con pómulos planos o poco definidos, un aumento de pómulos podría ser interesante para conseguir una imagen mucho más atractiva dentro de los estándares más altos de belleza.

El relleno puede realizarse con un filler o bien con la técnica del Lipofilling.

La zona del mentón o barbilla puede marcar mucho la cara de una persona. Sobre todo en la vista de perfil, un mentón pequeño y retraído no solo ofrecerá una visión inestética sino que además proporcionalmente podría provocar que la nariz pareciese más prominente

Mediante la utilización de infiltraciones de ácido hialurónico de alta reticulación podemos obtener en una sola sesión resultados realmente sorprendentes. El procedimiento se realiza en consulta, es prácticamente indoloro y permite incorporarse de manera inmediata al trabajo y a tu vida social. Al tratarse de ácido hialurónico se reabsorberá pasado un tiempo con una duración de los resultados de aproximadamente 12-18 meses. Después habrá que retocar para volver a dejarlo perfecto.

En Instimed, hemos desarrollado un novedoso tratamiento, el Lifting Neck, que consigue tensar la piel con efecto lifting, pero sin cirugía. Esto se logra gracias a la aplicación de pequeñas infiltraciones superficiales de Hidroxiapatita Cálcica, un material de relleno natural reabsorbible y biocompatible, que se integra fisiológicamente con los tejidos del cuello, evitando cualquier rechazo.

El resultado es un cuello terso y joven sin pasar por el quirófano. Los efectos son visibles desde el primer momento y la duración del tratamiento es de un año, aunque puede variar según la respuesta del paciente a la formación de colágeno. En algunos casos, puede durar más de 18 meses, pero si el paciente fuma o sufre pérdidas severas de peso, la duración de los efectos se reduce. Para optimizar y prolongar los efectos del tratamiento, se puede:

  • Aplicar productos con principios activos reafirmantes.
  • Completar el tratamiento con mesoterapia o Botox.

COMENTARIOS DE NUESTROS PACIENTES

AHORA primera consulta
y valoración médica

GRATIS

TRATAMIENTOS