Cirugía íntima femenina, cada vez más popular pero con riesgo

Un tema tabú hace 5 años, la labioplastia y vaginoplastia se encuentran ya en la posición 19ª a 22ª de las operaciones de cirugía más realizadas en el mundo.

A pesar que numerosos estudios demuestran que no existe una vagina “de apariencia normal”, según la Sociedad Internacional de Cirugía Estética (ISAPS), en 2015 se realizaron en el mundo más de 95.000 labioplastias (cirugía y/o infiltraciones a nivel de los labios) y más de 50.000 vaginoplastias (tensar músculos vaginales). Casi inexistente hace cinco años, ya figuran en los puestos 19 y 22 respectivamente de las operaciones de cirugía estética más demandadas. En Estados Unidos, se realizaron cerca de 9.000 labioplastias en 2015, un 16% más que en año anterior. En palabras de Renato Saltz, cirujano plástico y presidente de la ISAPS, “si en los años 80 me hubieran hablado de este fenómeno, lo hubiera considerado una locura”.

Cirugía intima, ninfoplastia, labioplastia, vaginoplastia Instimed

Cirugía íntima: la labioplastia y la vaginoplastia se encuentran ya en la posición 19ª a 22ª de las operaciones de cirugía estética más demandadas en el mundo.

La influencia de Internet puede explicar este boom de la búsqueda de la anatomía perfecta. Antes de Internet, ¿Cuántas mujeres desnudas veía una mujer a lo largo de su vida?… Hoy en día, la gente tiene una idea de lo que debería ser normal, bonito y de lo que no es bonito. Una “normalidad” difícil de establecer en cuanto que la apariencia de esta parte de la anatomía femenina puede variar.

 Cirugía íntima, un sexo de barbie

Si consideramos como “normal” un sexo femenino en el que los labios menores no sobresalgan de los labios mayores, entonces, solamente el 20% de las mujeres responden a este criterio. El sexo femenino presentado como modelo “no tiene pelo y es muy plano” como en de las niñas pequeñas. Una apariencia muy alejada de la realidad.

Pero lo inquietante, no es solamente esta percepción errónea, si no que las adolescentes están empezando a recurrir a la ninfoplastia, una operación consistente en reducir el tamaño de los labios vaginales, cuando su desarrollo físico aún no ha terminado (cirugía estética y adolescencia, una amistad peligrosa). Es habitual que durante la pubertad, los labios menores se vuelvan más prominentes, antes que los labios mayores.

Cirugía íntima, de la mentira al riesgo

Aunque es verdad que algunas mujeres realmente sufren por el rozamiento de sus labios menores hipertrofiados, en otros casos, este argumento no es más que una excusa para esconder una preocupación puramente estética. En un 40% de los casos, las mujeres que solicitan una ninfoplastia alegando dolor, mienten. Lo que quieren, es un sexo de Barbie, en el que no se vea los labios menores.

Y no hay que olvidar que este tipo de operaciones conllevan una serie de riesgos: dolores crónicos, hemorragias e infecciones. Durante la cicatrización, existe el riesgo de que terminaciones nerviosas  se encuentren cogidas en el tejido cicatricial, lo que provocará dolores. Actualmente hay poca literatura sobre este tipo de operaciones, sobretodo, si lo comparamos con cirugías plásticas como el aumento de pecho o la liposucción, pero parece que la ninfoplastia envejece mal, con casos de tejidos se han vuelto fibrosos, que han retraído e hinchado. Si estropeamos esta zona tan delicada, podemos llegar a arruinar la vida de una mujer. Además, según un estudio publicado en 2013 por la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Canadá (SOGC) nada demuestra que estas intervenciones mejoren la satisfacción sexual o la autoestima.

Una alternativa con menos riesgo sería el rejuvenecimiento y embellecimiento vaginal con inyecciones de un ácido hialurónico especial para agrandar los labios mayores y así, recubrir los menores.

Dr. Carlos Navarro, cirujano plástico Instimed

Dr. Carlos Navarro, cirujano plástico Instimed

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *