ENFERMEDAD CELIACA, DIETA SIN GLUTEN

¿Desde muy pequeño has notado que tu hijo presenta síntomas inexplicables que no sabes cómo combatir? Vómitos, dolor, diarrea, retraso en el crecimiento, etc… estos son sólo algunos de los síntomas que produce la enfermedad celíaca en los seres humanos.

Cada vez esta intolerancia al gluten se da en más adultos, que en muy poco tiempo pasan de llevar una vida normal, a que muchas de las cosas que consumían les empiecen a sentar mal. Acudir al especialista y pedir un diagnóstico apropiado,  junto al seguimiento de una dieta sin gluten, pueden evitar muchas molestias. La enfermedad celiaca a día de hoy no es un problema para las personas que la padecen siempre y cuando sigan una dieta sin gluten.

Aproximadamente 1 de cada 80-100 personas son diagnosticados como celiacos, es decir sufren la enfermedad celiaca (EC) en nuestro país, convirtiéndose en la enfermedad crónica intestinal más frecuente. Su base genética justifica que pueda haber más de un paciente celíaco dentro de una misma familia. Se puede presentar tanto en niños como en adultos.

¿Qué es la enfermedad celiaca?

La enfermedad celíaca es un desorden intestinal con base inmunológica causado por la ingesta de gluten y otras proteínas similares que afecta a personas con predisposición genética. El gluten es una proteína presente en algunos cereales como trigo, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno) y, posiblemente, avena.

La sintomatología de esta enfermedad celiaca es amplia y variada: diarrea crónica, pérdida de peso, distensión abdominal, vómitos, dolor abdominal recurrente, cambios de carácter, falta de apetito, anemia y retraso del crecimiento en niños. Sin embargo, los síntomas pueden estar ausentes, lo que dificulta su diagnóstico en muchas ocasiones.

Celiacos

¿Cómo diagnosticar la enfermedad celiaca?

El diagnóstico de la enfermedad celiaca se realiza mediante biopsia intestinal. Mediante esta prueba se comprueba si las vellosidades intestinales presentan alteraciones fruto del consumo de gluten. Según los expertos nunca se debe suprimir el gluten de la dieta de una persona, sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que lo justifique.

Clasificación de los alimentos

Alimentos libres de gluten aptos para enfermedad celiaca

Aquellos que por naturaleza no contienen gluten.

  • Leche y derivados: quesos, quesos de untar sin sabores, requesón, nata, yogures naturales, cuajada.
  • Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural.
  • Embutidos: cecina, jamón serrano y jamón cocido de calidad extra.
  • Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos y pescados y mariscos en conserva al natural o en aceite.
  • Huevos.
  • Verduras, hortalizas y tubérculos.
  • Frutas.
  • Arroz, maíz, tapioca, así como sus derivados.
  • Legumbres.
  • Azúcar y miel.
  • Aceites y mantequillas.
  • Café en grano o molido, infusiones y refrescos de naranja, limón y cola.
  • Vinos y bebidas espumosas.
  • Frutos secos crudos.
  • Sal, vinagre de vino, especias en rama, en grano y todas las naturales

Alimentos que pueden contener gluten no aptos para enfermedad celiaca

Aquellos que por naturaleza no contienen gluten pero pueden llegar a incorporarlo por el proceso tecnológico o por contaminación cruzada.

  • Embutidos: choped, mortadela, chorizo, morcilla, salchichas, etc.
  • Patés.
  • Quesos fundidos, de untar de sabores, especiales para pizzas.
  • Conservas de carne, albóndigas, hamburguesas.
  • Conservas de pescado en salsa, con tomate frito.
  • Salsas, condimentos y colorantes alimentarios.
  • Sucedáneos de café, chocolate y cacao y otras bebidas de máquina.
  • Frutos secos tostados o fritos con harina y sal.
  • Caramelos y golosinas.
  • Algunos tipos de helados.
  • Sucedáneos de chocolate.

Alimentos que contienen gluten no aptos para enfermedad celiaca

Productos elaborados a partir de los cereales prohibidos para los celíacos.

  • Pan, harina de trigo, cebada, centeno.
  • Bollos, pasteles y tartas.
  • Galletas, bizcochos y productos de repostería.
  • Pasta alimenticia: fideos, macarrones, tallarines…
  • Higos secos.
  • Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, agua de cebada.
  • Productos manufacturados en los que entre en su composición cualquiera de las harinas ya citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, féculas, sémolas, proteínas.
  • Obleas de la comunión.

Dieta sin gluten

El único tratamiento existente a día de hoy consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten de por vida que conlleva la recuperación y normalización tanto clínica como funcional, así como la reparación del vello intestinal. Actualmente la enfermedad celiaca no supone un problema, gracias a la amplia gama de productos sin gluten que ofertan una gran cantidad de marcas comerciales.

Dra. Sanchez-Albornoz, medico especialista en nutrición

Dra. Sanchez-Albornoz, medico especialista en nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *